Lo único que importa

Opinión | 13-05-2020

Blog Article

“El ciego quiso compartir con Lázaro el racimo de uvas que le habían dado y le dijo al chico que, para que no hubiera engaño, tomarían las uvas de 1 en 1 por turnos. Al segundo turno el lazarillo se dio cuenta de que el ciego las cogía de 2 en 2, y entonces él decidió tomarlas de 3 en 3. Al final, el sagaz ciego le dijo que sabía que el niño le había engañado y ante la extrañeza de éste por que se hubiera dado cuenta, el ciego respondió "¿Sabes en qué veo que las comiste de 3 en 3?, en que comía yo 2 a 2 y callabas".

Allá por el año 1554, veía la luz “El Lazarillo de Tornes”, novela anónima (de momento) donde la picaresca, el engaño, la hipocresía, el falso sentido del honor y otras tantas “virtudes “, ponían de manifiesto la realidad de la España del siglo XVI.

Pues bien, casi 5 siglos más tarde se siguen usando los mismos trucos y pillerías (actualizadas, eso si), características de nuestra forma de ser y comportarnos.

El maldito Covid-19, ha venido actualizar la vida cotidiana de Lázaro de Tormes.

La oportunidad era de oro, hemos tenido la ocasión de luchar juntos, teniendo en cuenta que el esfuerzo era mínimo ante un enemigo al que se le gana simplemente quedándose quieto. Pero ni así, una vez más nos empeñamos en ser los más listos, los más bordes, los que son capaces de burlar la ley vanagloriándose de ello y así nos ha ido siempre.

Y a las pruebas me remito. Hemos experimentado en nuestra carnes, la falta de empatía de nuestros conciudadanos, locales y forasteros.

Un servidor que ha tenido la suerte (?) de no cesar en su trabajo, he tenido oportunidad de encontrarme en plenos días duros de confinamiento, con demasiada gente por la calle sin la más mínima protección pese a las advertencias, demasiados coches circulando, demasiados paseantes camino de comprar una cajetilla de tabaco o una barra de pan . Ahora con la “ fase 1” ni te cuento, es como si todo el pueblo se estuviera preparando para la maratón de Nueva York. Jamás se vio tanta afición al running, las taquicardias y los flatos campando a sus anchas.

Pero no solo nosotros somos los malos malísimos, otras instituciones a nivel estatal, comunitario y local, así como medios audiovisuales, tampoco dieron la talla.

Desde el gobierno, que con la salvedad de que todo esto por ser nuevo pilló a la mayoría con el paso cambiado, han ido dando palos al aire. Desde la oposición, que en el colmo del sinsentido se han dedicado a torpedear sin escrúpulos ni vergüenza desde el minuto 1, cualquier medida (acertada o no ) que se ha ido tomando. Desde las redes sociales, que con su impunidad se han dedicado a enredar, insultar, vilipendiar y sobre todo enfrentar al personal. Desde las televisiones y radios, con su búsqueda constante de la carroña y el debate a cualquier precio.

Este cúmulo de disparates, unido al desbarajuste de los datos de contagiados, que a día de hoy dudo que nadie lo sepa con seguridad, seguro que arrastran una gran mayoría que cumplen a rajatabla las indicaciones pertinentes, a alargar su ejemplar confinamiento.

Tanto costaba al momento de declararse la pandemia, formar un comité de estado donde participaran TODOS los partidos, comunidades, cuerpos de seguridad y defensa, aportando cada uno sus ideas y sus mejores técnicos?

Tanto cuesta aparcar por un tiempo el debate político y centrarse un par de meses en el puto ( con perdón) coronavirus?. Pues si, cuesta y lo haremos inviable mientras en la lista de prioridades, esté el “desgaste al gobierno” por encima de la “salud pública “ y muy por encima aún, la fatídica palabra sobre la que bailan todos los partidos, las “elecciones “. Como canta James Hetfield , ....”nothing else matters”.

Siempre tuve muy claro que la irresponsabilidad, mata más que un virus .

Mientras, nosotros desde nuestras anónimas trincheras y a pesar de todo ,

saldremos de esta, superaremos otra crisis (y van....) y sobre todo y muy importante apoyando al comercio local .


Juan Carlos García Sala, (torrevejense del Sequión)



.

Las Mejores Noticias

Las noticias de Torrevieja en tu email