carcano-torrevieja.jpg

¿Recortar en cargos públicos?



El Partido Popular se caracteriza por hacer una oposición gamberra e irresponsable cuando está en la oposición. Se oponen a una prórroga del estado de alarma sin proponer una alternativa jurídica viable -que no existe, según la Abogacía del Estado- que controle la movilidad de los ciudadanos entre provincias que están en diferente fase de desescalada para evitar un rebrote de los contagios por covid-19, no aportan ninguna propuesta para afrontar la grave crisis económica provocada por la pandemia y se dedican a intoxicar y a echar la culpa de todo a los demás.
Junto con sus socios de la extrema derecha, la única propuesta que ha lanzado el PP es la de recortar el Gobierno de España de 23 ministerios a 13.
 Pero, como suele hacer la derecha en este país, una cosa es predicar y otra muy distinta es dar trigo. Podría el PP dar ejemplo y empezar a recortar cargos públicos en las comunidades autónomas, en los ayuntamientos y en las diputaciones provinciales en las que gobierna en solitario o en coalición con otras derechas. Pero no lo hace y, curiosamente, los parásitos de Vox tampoco lo exigen allí donde gobierna la derecha.
En plena pandemia, la Comunidad de Murcia recortó en 57,5 millones de euros el presupuesto de sanidad mientras aumentaba en 3.000 euros el sueldo del presidente murciano. La abstención de Vox fue determinante para que esto se aprobara con los votos favorables de PP y Ciudadanos.
 La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso, en vez de recortar consejerías, ha creado una nueva Vicepresidencia con la excusa de la pandemia. Sus socios -Cs y Vox- han callado.
Tras la caída del Gobierno de Rajoy cesaron cientos y cientos de cargos que estaban colocados por el PP en la Administración del Estado y en empresas y entes públicos dependientes de ella.
El PP los fue recolocando a dedo en las administraciones autonómicas, locales e institucionales que controlaba, pero, además, hubo que meter también a personas de Cs y Vox. En Andalucía y en Madrid ha habido una recolocación tremenda a costa, entre otros, de personal sanitario.
Los sindicatos del Metro de Madrid y de la EMT denunciaron la reducción de conductores y de personal y, por contra, el aumento de los cargos directivos y asesores de libre designación.
La mayoría de estos cargos enchufados no perciben la retribución media de los asalariados en España, sino unos sueldos que, en muchos casos, superan al del Presidente del Gobierno de España.
Es el caso, por ejemplo, de Miguel Ángel Rodríguez, nombrado Jefe de Gabinete de Ayuso con un sueldo de 93.855 euros anuales: 9.000 más que el Presidente del Gobierno. Su trabajo consiste en asesorar a Díaz Ayuso sobre las tonterías que debe decir ante los medios de comunicación.
En los ayuntamientos y diputaciones también habría muchos cargos a dedo que recortar. Pero el PP y sus socios hacen también en ellos lo contrario de lo que predican para otros. 
Pongamos, por ejemplo, al Ayuntamiento de Torrevieja, donde el PP ha aprobado un presupuesto irreal de 117 millones de euros; en sus 1.003 páginas no se hace ninguna mención a partidas destinadas a paliar las consecuencias socio-económicas del coronavirus. Lo que no se ha olvidado el PP es de consignar los 1.069.000 euros (más cuotas a la Seguridad Social) destinados a retribuir a los 13 altos cargos y directores generales del ayuntamiento.
Más de la mitad de esos puestos tan bien retribuidos son innecesarios en un ayuntamiento como el de Torrevieja, como bien sabe el alcalde Eduardo Dolón. Pero a él eso no le importa: lo que él quiere es nombrarlos a dedo para aumentar sus huestes clientelares, y a los pobres que les den.

Según Los Verdes de Torrevieja, el ayuntamiento debería tener el mismo número de altos cargos y directores generales que había al finalizar el mandato municipal anterior. Muchos de esos directores generales están de más en la situación actual, máxime teniendo en cuenta la cantidad de ediles del PP que tienen dedicaciones exclusivas y parciales.
Y puestos a recortar gastos públicos innecesarios, ¿por qué no se suprimen las diputaciones provinciales de una vez por todas? ¿Qué fue de esa vieja propuesta de Ciudadanos?
Se dirá desde la derecha que las izquierdas también nombran cargos públicos por libre designación y crean nuevos puestos directivos. Y tienen razón. Pero lo que no se puede hacer, desde un punto de vista ético, es pedir que recorten cargos los demás sin hacer lo propio donde tú gobiernas.
En España hace falta un gran pacto de estado para reducir el número de altos cargos en TODAS las administraciones públicas y eliminar su libre designación por los políticos de turno. Desgraciadamente, no veo al PP ni al PSOE -e incluso a otros partidos- por esta labor.
España necesita más funcionarios técnicos de carrera como Fernando Simón y menos asesores enchufados políticamente como Miguel Ángel Rodríguez.

Fdo.: Julián Carcaño Pareja, militante de Los Verdes 




Las Mejores Noticias

19-09-2021

Haz tu comentario:

  • Todo Torrevieja

    Aquí puedes poner lo que opinas sobtre este articulo . Mándalo por el formulario y te lo publicamos en unos días

Aquí comentarios: