navidad-torrevieja.jpg

Antes como antes y ahora como ahora.

Casi todos solemos recordar nuestra infancia como una etapa de felicidad. La ingenuidad, la mente limpia, la ausencia de problemas ( al menos importantes) y la seguridad que nos trasmitía la familia, que nos mantenía al margen de los problemas y agobios (en algunos casos) e intentaban que ese tránsito de la vida fuera lo más apacible posible. 

Yo particularmente, viví esa etapa en mi barrio del Acequión, en mi querida calle del Turco, con mis amigos de juegos y peleas. Mi vecino Toni (hoy fotógrafo), Julio y su primo Juan Miguel ( epd), José María el poli, Aurora, Amparo, Maybel y como no, Salvador al que su discapacidad y sus muletas no eran obstáculo para nuestros juegos tras el colegio. Ese barrio donde siempre acabábamos comprando alguna chucheria en el estanco de Lolica.

Pues en Navidad como sigue pasándo ahora, los entonces niños vivíamos con la ilusión de las fiestas y la llegada de los Reyes Magos, recordemos que por entonces eso de Papá Noel era algo lejano y desconocido. Lo nuestro eran los reyes, donde cada uno nos pedíamos uno que generalmente era el negro, supongo porque era diferente y poco visto, para que nos trajera los regalos. Esos Reyes que por la escasez no solían ser muy “generosos“ y traían lo que buenamente podían, además casi nunca acertaban con la lista de peticiones, “no pidas mucho que tiene que haber juguetes para todos los niños”, nos repetían una y otra vez nuestros padres, pero al fin y al cabo eras los reyes y poco se les podía reprochar. 

Lo que más molestaba algunas veces, era como en una ocasión contaba Guillermo Fesser en su programa “Gomaespuma” :

- .... con lo bien que me he portado este año y me trajeron unos calcetines, en cambio al hijo del médico que no ha estudiado nada y ha sido un cabrón durante todo el año, le han traído una bici y un Scalextric”.

Hoy todo es diferente, pero diferente desde nuestro punto de vista. Supongo que los niños tendrán la misma ilusión. Pero ahora hay más medios, más posibilidades, más capacidad para montar eventos, pasacalles, actuaciones, a la vez que la sociedad ha cambiado y el consumismo impera. Papá Noel ya instaurado oficialmente, es espléndido y suele acertar, incluso pasarse de frenada y aumentar la lista de regalos voluntariamente, siempre dependiendo de las posdatas que los padres añaden a las cartas oficiales dirigidas al gordo simpaticón que viste de rojo ( gracias a la coca-cola). Y así pasamos de los balones de fútbol, la espada de plástico, el fuerte de indios o la muñeca que andaba, como únicos y valiosos presentes que le tocaba a cada uno, a la montaña de paquetes con artilugios electrónicos que suelen caer (generalmente infravalorados por la cantidad).

¿Era peor antes? ¿es mejor ahora?. Creo que son épocas, situaciones y contextos diferentes, que las hacen equiparables. 

Antes como antes y ahora como ahora.

Juan Carlos García Sala

Torrevejense del Sequión


Las Mejores Noticias

19-09-2021

Haz tu comentario:

  • Todo Torrevieja

    Aquí puedes poner lo que opinas sobtre este articulo . Mándalo por el formulario y te lo publicamos en unos días

Aquí comentarios: