La fuerza de un aplauso.

Opinión | 24-03-2020

Blog Article


Como surgen las flores en el desierto después de la tormenta, así  vuelve el sonido, a las antes silenciosas y desiertas calles de Torrevieja, siempre a la misma hora, siempre puntual, siempre con alegría, las veinte horas son el momento de la explosión del sentimiento de agradecimiento, un aplauso in crescendo en la tarde noche torrevejense, como los distintos instrumentos de una orquesta, saliendo temerosos al principio de los balcones, van formando una algarabía de palmas, voces alegres, claxón de coches, sirenas de los automóviles de emergencia, policía, bomberos, que recorre nuestra ciudad.

El bicho nos ha obligado a recluirnos en casa, en hospitales, pero no puede con nuestra capacidad para luchar, para sentir, para amar y ser agradecidos, por eso cada noche estamos ahí. Porque ellos están cada día cada noche luchando en la trinchera por nosotros, por nuestro hijos, por nuestro padres, por nuestro abuelos, ellos no se rinden. 

Hoy he visto sus manos llagadas por los guantes, sus caras marcadas con heridas por las mascarillas y las gafas de protección, pero no flaquean, son nuestra esperanza, sin ellos la lucha estaría irremediablemente perdida.

Torrevieja os necesita, España os necesita, el mundo os necesita. Pronto el aplauso de la victoria se escuchará en nuestras plazas y calles, pronto el silencio abandonará nuestra ciudad, las calles volverán a ser ríos de personas con una sonrisa pintada en sus pálidas caras, si acaso con un poco de rubor en los pómulos, pero eso será por vuestro esfuerzo principalmente.

Espero que estas lineas sirvan para agradeceros sinceramente vuestra callada labor, vuestra valentía, vuestro terrible esfuerzo. 

Algún día, contarán las crónicas, esta victoria de la humanidad ante este virus que tantas vidas se ha llevado por delante y será gracias a vosotros.

Jordi López


Las Mejores Noticias

Las noticias de Torrevieja en tu email