balconeando-torrevieja.JPG

Balconeando

En un viaje a Bélgica invitado por unos amigos, una de las muchas cosas que me llamó la atención, era que las ventanas tenían la repisa por dentro y además carecían de balcones, o en su defecto lo tenían acristalado y añadido al salón .

Me di cuenta del motivo y no era otro, que no lo necesitaban ya que las temperaturas por aquellos lares, no suelen invitar a balconear.

En nuestro país es diferente. No hay casa que se precie que no tenga su balconcito exterior. 

Sí, ese que se utiliza para que se echen a perder un par de sillas baratas y una mesita con cristal redondo (nunca entendí esto), para tener una jaula con un canario, el aparato de aire acondicionado, un armario de plástico desmontable lleno de trastos inservibles, un par de bicicletas con las ruedas desinfladas, dos macetas secas y tantos enredos que terminan allí por no saber darle uso.

Pero llegó el coronavirus maldito y con él, el descubrimiento de ese rincón de la casa que teníamos olvidado, EL BALCÓN.

El balcón ha pasado de ser el gran olvidado, a la pieza más visitada de la casa . Ahora el que no tiene un balcón, no tiene nada y vecinos le miran con desdén “mira esos vecinos, no tienen balcón donde caerse muertos”, “mira, todos apretaos en la ventana“.

El balcón se ha convertido en gimnasio para los deportistas, bar para los que les gusta tomar el aperitivo, solárium para los que les gusta la playa, tribuna para los que les gusta aplaudir, escenario para los artista y mil cosas más.

Esperemos que cuando pase esta mala pesadilla, no volvamos a olvidar los balcones y le demos el uso ( y la limpieza) para lo que siempre fueron construidos......

para poner un toldo.

Juan Carlos García Sala,  Torrevejense del Sequión

Podéis ver VÍDEO BALCONEANDO 


Las Mejores Noticias

21-09-2021

Haz tu comentario:

  • Todo Torrevieja

    Aquí puedes poner lo que opinas sobtre este articulo . Mándalo por el formulario y te lo publicamos en unos días

Aquí comentarios: